fbpx

¿Por qué a los perros nos gusta tomar el sol?

beagle-tomando-el-sol.jpg¿Por qué a los perros nos gusta tomar el sol?

Los que tenéis perro, sea cual sea su raza, seguramente le habréis visto tomar el sol durante horas. Yo lo hago siempre que tengo ocasión, ya sea en pleno verano o en el frío invierno, haga calor o frío. Pero, a diferencia de los humanos, no lo hacemos para broncearnos, ni para mantenernos calentitos o porque nos guste el calor, sino que lo hacemos por razones de peso que seguro desconocíais.

 

¿Queréis saber esas razones?

 

  • Mejora nuestro estado de ánimo.

Los perros que tomamos el sol asiduamente mantenemos un estado mental mas óptimo y somos más felices y equilibrados. Esto se debe a que los rayos UVA estimulan la producción de varias hormonas como la serotonina y la melanina. Ambas generadas por nuestro organismo de forma natural y que consiguen equilibrar el estado anímico, igual que pasa con los humanos. La serotonina es un antidepresivo natural que mejora nuestro humor, nos hace sentir más vitales, con ganas de jugar y nos sentimos más felices.

Mientras que la melanina mejora considerablemente la calidad de nuestro sueño lo cual es sumamente importante para mantener nuestro equilibrio emocional.

Y es que no sólo es necesario cuidar nuestro estado físico, sino también el mental o podríamos deprimirnos.

 

  • Fortalece nuestros huesos.

Los rayos del sol provocan que nuestro cuerpo produzca Vitamina D, la cual es buena para fortalecer nuestros huesos y dientes. Esto se debe a que dicha vitamina favorece la absorción en el intestino del calcio y fósforo, los cuales ayudan a formar y desarrollar nuestros huesos y evita la aparición de enfermedades óseas, como la osteoporosis. 

Aunque la mayoría de las vitaminas las obtenemos a través de los alimentos, la D tiene la característica de producirse cuando la piel tiene un precursor que precisamente lo da el sol y nosotros la absorbemos cuando nos lamemos.

 

  • Mejora el dolor de nuestras articulaciones.

beagle-tomando-el-sol.jpg

Los perros más adultos suelen tumbarse horas y horas al sol es para poder aliviar el dolor de las articulaciones, una afección muy común en los animales de avanzada edad. Estos perros tienen un pelaje más débil y, por tanto, no están tan protegidos ante la temperatura externa, algo que puede producir que las articulaciones le duelan más y que sientan malestar durante más tiempo.

Al tumbarse al sol consiguen aliviar estas molestias gracias al calor que desprende el astro rey. Por tanto, si veis a vuestro can durante horas al sol (y es invierno), no os preocupéis, tan solo está aliviando sus dolores.

 

  • Fortalece nuestro sistema inmunológico.

Otra de las ventajas de tomar sol es que aumenta o fortalece nuestro sistema inmune, protegiéndonos de diversas enfermedades. A grandes rasgos, el sol aumente el número de glóbulos blancos, también conocidos como linfocitos, que son las células encargadas de protegernos en primer lugar contra una infección. También favorece la regeneración de piel muerta, cicatrices, etc.

 

Está demostrado que los canes que tienen poco contacto con el exterior y con la luz solar son más propensos a enfermar y además estarán más tristes.

beagle-tomando-el-sol.jpg

 

  • Disminuye la presión arterial.

Un beneficio más del sol es que disminuye la presión sanguínea. Esto se debe a que el sol es un vasodilatador muy efectivo que aumenta la circulación de la sangre. Asimismo, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos.  

 

Peligros del Sol para un perro

A los perros nos gusta tanto tomar el sol que no somos conscientes del peligro que puede representar.  Si hace mucho calor no debéis dejar que vuestro perro se exponga durante un tiempo prologando al sol, podría sufrir quemaduras o incluso un golpe de calor. Los golpes de calor pueden llegar a provocar la muerte… no es para tomárselo a broma.

Yo una vez sufrí un golpe de calor, aunque no fue muy fuerte y mis papis reaccionaron a tiempo. Pero pasé unos minutos en los que creí que me moría. Estábamos en la playa y, aunque acababa de bañarme y me tumbé al sol. Aunque aún tenía el pelo mojado y contaba con un bebedero lleno de agua, empecé a encontrarme fatal. Mi temperatura corporal aumentó muchísimo, así como mi ritmo cardíaco, respiraba aceleradamente, me temblaba todo, me sentía mareada y muy débil. Mis papis se dieron cuenta de ello y rápidamente comenzaron a empaparme las patitas y la cabeza. Luego me llevaron al coche, pusieron el aire acondicionado a tope y me trajeron a casa. Gracias a que supieron actuar rápidamente, en pocos minutos comencé a sentirme mejor y para cuando llegamos a casa ya me encontraba bien. ¡¡¡Ese día les di un buen susto!!! Pero pude haber acabado muy mal, incluso morirme.

 

Los principales síntomas del golpe de calor en perros son los siguientes:

  • Respiración rápida
  • Temperatura corporal superior a 42ºC
  • Exceso de salivación
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Piel azulada debido a la falta de oxígeno
  • Lengua decolorada por la pérdida de hidratación
  • Tambaleos
  • Temblores musculares
  • Vómitos

 

Así que aseguraos siempre de que vuestra mascota tenga a su disposición agua fresca.

Evitad que vuestro perro se tumbe al sol durante muchas horas seguidas o durante las horas de mas calor del día.

En épocas de mucho calor, refrescad a vuestro perro humedeciendo su cabeza.

Cuando viajéis en coche, tened cuidado de que no le de el sol directamente, pues en el coche no tiene fresca para beber.

 

Si presenta síntomas de golpe de calor, retiradlo inmediatamente del sol y refrescadlo con paños de agua fría. Mojad sus patitas y cabeza para que su temperatura corporal vuelva a bajar. Y, en caso de no mejorar, acudid rápidamente al veterinario.

 

Y, como siempre, si os ha gustado este post, podéis compartirlo y seguirnos en las redes sociales.

 Besos y lametones,

 

 

 

Deja un comentario

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.