fbpx

Los mejores trucos para que vuestro perro se porte bien cuando lo dejáis sólo en casa

Los mejores trucos para que vuestro perro se porte bien cuando lo dejáis sólo en casa

-¿Cómo dejar a vuestro perro sólo sin que os destroce la casa?

 

 

Muchos perros cuando se quedan solos en casa sufren estrés o ansiedad por separación y para ponerle remedio, primero hemos de entender sus causas.

Hay quien dice que esto sólo ocurre cuando existe un hiperapego, es decir, que el perro busque constantemente el contacto de uno o varios miembros de la familia. Pero lo cierto es que la ansiedad por separación es un problema que afecta a un 15% de la población canina y sólo podréis comprenderlo mejor teniendo en cuenta que somos animales de manada y que nuestros antepasados pasaban un 85% de su vida a menos de 50 metros de su manada. Hoy en día, tratándonos de animales caseros y teniendo en cuenta que los humanos con los que convivimos significan nuestra manada, supondría pasar más de 20 horas al día con nosotros, durante todos los días de nuestra vida. Pero el trabajo de nuestros humanos y su ritmo de vida, hacen que su ausencia sea muy habitual.

Pero, antes de nada, debéis ser capaces de diferenciar entre el perro que tiene miedo de quedarse solo del que es juguetonamente destructivo (sobre todo los jóvenes) y aprovechan la ausencia de sus humanos para hacer de las suyas, de aquel que siente miedo a estímulos externos que suceden cuando sus humanos se han ido. En estos dos últimos casos los perros no muestran signos de ansiedad en el momento de la partida de su humano, así que no deben ser tratados como casos de ansiedad por separación.  

Algunos lectores nos cuentan que, cuando se preparan para salir, notan que su perro se les queda mirando con cara triste y les siguen por toda la casa o se quedan expectantes en un rincón, deprimidos cuando los ven salir por la puerta. Y otros que al volver a casa se encuentran con un sinfín de destrozos, muebles, puertas, paredes… Otros síntomas habituales son los ladridos, aullidos, gemidos, orinar o defecar donde no deben, vomitar o salivar en exceso. Y no son de extrañar si además les reciben con inmensa alegría, pues eso significa que los perros echamos de menos a nuestros humanos cuando no los tenemos cerca. Esto, sin duda, de trata de ansiedad por separación y es de lo que vamos a tratar en este post.

Ahora que hemos detectado los síntomas de la ansiedad por separación, veamos qué perros son más propensos a padecerla y por qué:

  • Perros procedentes de perreras, protectoras, laboratorios o maltratados tienen miedo a quedarse solos en casa porque sienten pánico atroz a ser abandonados.
  • Los que han pasado largos períodos con una persona mayor o enferma que no puede salir de casa.
  • Los procedentes de criaderos, que han sido separados a muy temprana edad de la camada y destetados antes de tiempo para que sus mamás vuelvan a entrar en celo lo antes posible. Esto hace que las crías sean miedosas e inseguras por naturaleza. 

 

-¿Cómo conseguir que vuestro perro se quede solo y tranquilo en casa?

  • Lo mejor como siempre es prevenir y acostumbrarle desde el principio a quedarse solo. Para acostumbrarlos poco a poco al hecho de que os vais cada día, podéis empezar saliendo de casa ratitos cada vez más largos, una hora, dos horas…hasta llegar al tiempo que estáis fuera habitualmente.
  • Ejercitad bien a vuestro perro antes de salir de casa. Un perro cansado tiene menos energía para estar ansiosa y destructiva. Por eso, sesiones de ejercicio de 20 a 30 minutos pueden ser de gran ayuda a la hora de mejorar el comportamiento de vuestros peludos cuando no estáis en casa. Y si además le dais de comer, no es que no os eche de menos cuando os ausentáis, pero estará mas cansado, relajado y satisfecho, que hasta puede que se quede dormido en vuestra ausencia.
  • Y si tiene un lugar donde acurrucarse y sentirse seguro, donde pueda refugiarse cuando no estéis, como una habitación donde pudierais cerrar antes de iros con su camita y un par de juguetes para que se duerma y esté tranquilo en lugar de entretenerse con todo lo que hay por la casa, mucho mejor. Los juguetes han de ser algoKong.jpg que les encante, preferiblemente que se puedan morder. Hay un montón de juguetes que se pueden rellenar de comida y resultan muy entretenidos, sobre todo para los tragones como yo 😊.
  • Es primordial que le enseñéis que el hecho de que os vayáis y volváis es algo que no tiene importancia.
  • Ignorarlo antes de marcharos. Si vuestro perro os ha estado siguiendo mientras os preparabais para salir y notáis que está nervioso o triste, no debéis decirle nada, así el animal lo asociará a una rutina normal.
  • También es importante desactivar cualquier señal que avise a vuestro perro de vuestra salida. Por ejemplo, podéis coger las llaves del coche o de casa como cada día o colgaros el bolso del hombro y en lugar de acercaros a la puerta, sentaos en el sofá unos minutos y encended la televisión. La idea es hacer impredecible vuestra rutina.
  • No lo saludéis efusivamente cuando regreséis a casa. Es mejor hacer un saludo corto y neutro (podéis decirle “ya estoy en casa”) para que el perro sea consciente de que le habéis visto pero que no aumente su alteración, pero nunca ignorarlos del todo, pues esto puede elevar su ansiedad. Y una vez que esté tranquilo, llamadlo y saludarlo e incluso premiadlo por lo bien que se ha portado durante vuestra ausencia.
  • Otra posible solución, quizás no la mejor ni la más recomendable es introducir otro perro en casa para que se hagan compañía mutuamente y se entretengan. Pero eso dependería de vuestras posibilidades económicas y del tiempo que tengáis, puesto que dos perros requieren el doble de atención.

Conclusión:

Debéis ser siempre un ejemplo de tranquilidad y seguridad para vuestro perro y cumplir siempre la misma rutina. Los perros somos animales de costumbres que aprendemos por repetición, y si nos acostumbramos a ver y hacer todos los días las mismas cosas, nos adaptaremos muy fácilmente a estar solos porque sabremos que, aunque os vayáis, siempre vais a volver y no tendremos tanto miedo a ser abandonados por los seres que más queremos, nuestros humanos.

La ansiedad por separación, pese a ser un problema molesto, es uno de los problemas de comportamiento que mejor se resuelve. Si estos pasos que os hemos explicado no os dan resultado, es mejor que recurráis a un especialista.

 

Y, como siempre, si os ha gustado este post, podéis compartirlo y seguirnos en las redes sociales.

 Besos y lametones,

 

 

 

 

Deja un comentario

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.