fbpx

Blog de Khela

Hola a tod@s y bienvenid@s a mi blog.

 

Mi nombre es Khela y soy una Beagle.

Estoy emocionadísima de estar aquí para compartir con vosotr@s mis aventuras. Espero haceros sonreír, pasar un buen rato con mis travesuras y momentos tiernos y ayudaros a conocer algo más sobre los Beagles.

 

A menudo le preguntan a mi “Mami”: ¿no quieres tienes hijos y formar una familia? Y ella siempre contesta: ya tengo una familia y una niña de cuatro patas. Algunos se le quedan mirando con cara de: Ay, pobre!!! Y es que mucha gente no entiende que hay nuevos modelos de familia, y uno de ellos es el formado por humanos y una mascota (o varias). En nuestro caso, Alicia y Luis son mis “Papis humanos” y juntos formamos una familia estupenda. Y somos una familia porque me consideran un miembro más, de ahí que me incluyan en todos los planes que suelen hacer. Si quieren ir a la playa buscan alguna en la que permitan perros; si salen a comer eligen algún restaurante con terraza para que yo pueda estar con ellos sin molestar, aunque le suponga congelarse de frío; cuando quieren viajar buscan alojamiento en el que permitan mascotas.

Aunque ellos no tienen hijos, sé que se sienten completamente plenos con su vida conmigo. Pero esto no significa que yo supla ningún vacío, porque no hay ningún vacío que llenar, y segundo, porque si lo hubiera, sería un error. Un perro es un miembro más de la familia, pero debe ser tratado como tal, respetando su naturaleza y evitando humanizarlo en todo lo posible, aunque de alguna manera siempre seré su niña de cuatro patas, su bebé. Quieren que sea feliz, y solo puedo serlo si me tratan como lo que soy: un perro y no un niño.

He visto perros a los que les pintaban las uñas o les teñían el pelo, perros a los que paseaban en cochecitos para bebé, perros que hasta han tatuado, han puesto pendientes… ¡Una locura! Si los humanos os pusierais en su lugar, por muy bien que os trataran, ¿os gustaría que os trataran como perros? u ¿os gustaría que humanos y perros pudiéramos convivir conservando cada uno nuestra identidad en total armonía?

Pues eso es lo que mis “Papis humanos” hacen conmigo. Son conscientes en todo momento que soy un perro e intentan que sea siempre un perro. A veces pecan de humanos y no pueden evitar besarme continuamente, dejan que duerma en su cama o que me suba al sofá pero, por lo demás, me permiten disfrutar de lo que soy, que me revuelque en la arena como una croqueta cuando quiera porque me encanta, que me relacione lo máximo que pueda con otros perros, ya que los Beagles somos súper sociables, que disfrute de la libertad de correr por el campo, playa o bosque, que olfatee todo (no hay que olvidar que soy un sabueso) y que los acompañe siempre que pueda porque los perros somos animales de manada (de ahí que lo pasemos tan mal cuando la “manada” se desperdiga).

Si os ha gustado este post, no os perdáis el siguiente y mientras tanto podéis compartirlo, dejar un comentario o suscribiros a mi blog. Y seguirme en Facebook, Youtube e Instagram, claro.

Besos y lametones,

 

2 comentarios en “Blog de Khela

  1. Hola. La verdad es que me ha emocionado mucho este post. Felicidades por vuestro blog y os deseo mucha suerte
    Pd: Khela, eres preciosa.

Deja un comentario

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.