fbpx

Beneficios de acariciar a vuestro perro

Beneficios de acariciar a vuestro perro
¿Alguna vez habéis notado que os sentís mejor cuando estáis cerca de vuestro perro? Si habéis tenido esta impresión, os aclaro que es completamente cierto. Pasar tiempo de calidad con un perro, puede tener impacto positivo en vuestro estado de ánimo y vuestra salud, así que os hablaré un poco de cuáles son los beneficios de acariciar a vuestro perro.
Y no es que lo diga yo porque soy un perro y me encanta que mis humanos pasen tiempo conmigo y me acaricien, sino que de acuerdo con diversos estudios, la interacción diaria y prolongada entre humanos y perros en forma de cariños, caricias y masajes ayuda a incrementar la producción de diversas hormonas como la serotonina, oxitocina y prolactina, que en conjunto ayudan a que las personas se sientan muy bien, además de tener algunos beneficios importantes para la salud, tanto de los humanos como de los perros.
Pero estos beneficios no se presentan sólo por acariciar a vuestro perro un ratito de tarde en tarde, sino que se necesita por lo menos una sesión de 10 minutos o más de caricias a vuestro perro.
Y tampoco vale hacerlo de cualquier manera, aunque supongo que a estas alturas ya sabréis cómo acariciar a vuestro perro, pero que los que tenéis un Beagle ya sabréis cómo acariciarnos. A nosotros nos gusta que nos acariciéis de forma suave y tranquila, y nuestras zonas preferidas son el lomo, la tripa y el pecho. Así es como mejor nos relajamos, mientras que acariciarnos de forma rápida nos puede alterar y ponernos nerviosos.
Pero más allá de ayudar a que nos tranquilice, el hecho de acariciar a vuestro perro tiene unos beneficios para vosotros que os sorprenderán, y van desde nuestra salud cardiovascular hasta potenciar nuestra vena afectiva.

beagle-durmiendo.jpg



1. Ayuda a prevenir los problemas cardíacos.
Dejadme que os aclare esto. No es que reduzca el colesterol ni cosas por el estilo (dicen que los perros podemos obrar milagros, pero seamos realistas), sino que acariciar a vuestro orejotas hace que no os saturéis tanto, reduciendo la presión arterial. Y es que somos los mejores amigos del hombre y en ocasiones también vuestro confesores, nos explicáis vuestros problemas, os desahogáis con nosotros y os quitáis esa presión de encima (aunque no entandamos la mitad de lo que nos decís, pero siempre estamos ahí para escucharos). Normalmente nos habláis mientras nos acariciáis, lo que os ayuda a relajaros un poquito más, porque los perros también ejercemos un efecto relajante en los humanos.
Por si esto os parece poco, os diré que está comprobado que las personas que padecen una anomalía cardíaca o han sufrido un ataque al corazón y tienen perro disfrutan de una calidad de vida mejor de quienes, en su misma situación, no cuentan con la compañía de un amigo canino.

Pedigree Dentastix 112 uds. en oferta: 100 + 12 ¡gratis! Precio: 21,39€

2. Reduce el estrés y la ansiedad.
¿Sabíais que el principal beneficio de acariciar a un perro es que os ayuda a disminuir los niveles de estrés y ansiedad que hay en vuestro cuerpo? Y no solo a vosotros sino también a vuestra mascota, ya que para nosotros, el hecho de tener contacto con nuestros humanos también nos relaja y nos amansa cuando estamos intranquilos.
¿Y a esto a qué se debe? A que la frecuencia de vuestras ondas cerebrales asociadas con la disminución de la hormona del estrés (cortisol) aumentan de manera significativa después de haber pasado un rato tocando a un perro, de manera que ayudan a calmaros y a sentiros mejor.
En algunos países ya es frecuente encontrar empleados que traen sus mascotas al trabajo y estos están mucho menos estresados que en otros países donde esta actividad no se estila.
Por tanto, acariciar a un perro también puede ayudar a las personas con depresión o ansiedad a mejorar su estado anímico y a sentirse menos nerviosos o apáticos.

3. Refuerza vuestra autoestima.

Las personas con perro suelen ser más felices que quienes no tienen. Y es que hay muchas más cosas que vuestro perro sabe de vosotros de las que imagináis, cuando nos acariciáis no solo os relajais, también podéis sentir el cariño que os tenemos, lo que os sirve para sentiros más queridos también. Os ayuda a liberar endorfinas, lo que prolonga la esperanza de vida. Y todo ello sin que os pidamos nada a cambio, de ahí que para personas solas, deprimidas o mayores se recomiende que tengan un perro que les ayudará a superar ese estado emocional, reforzando su autoestima y mejorando su estado emocional.

palabra-de-beagle.jpg

4.Mejora vuestra relación con otros humanos y disminuye el senderismo.
Los animales, especialmente los perros, podemos ayudaros a conectar con otras personas. En parte se debe a que las personas tendéis a conversar con otras durante los paseos, hacer nuevas amistades y hasta ligar. Creo que incluso hay quien tiene perro sólo para intentar ligar mientras lo saca a pasear.
Tener que sacar a vuestro animal a pasear mínimo 30 minutos al día porque hace que incluso las personas que son menos activas tengan que levantarse del sofá y bajar a la calle a caminar, por eso uno de los beneficios de tener un perro es el aumento de la actividad física. Y mucho mejor si encima realizáis algún deporte a su lado.
Pero además, el hecho de acariciar a vuestro perro os enseña el sentido de responsabilidad y protección sobre el otro. Y esto se debe a que los perros somos absolutamente dependientes de nuestro cuidador y nuestra vida está básicamente en sus manos.
El contacto físico ayuda a fortalecer la relación entre el perro y la persona, que muchas veces llega a compararse con el amor que se siente por los hijos. De estas relaciones, empieza a generarse un deber dentro de las interacciones humanas (el instinto de protección y el sentido de protección sobre otros), que termina afectando positivamente en las relaciones sociales del cuidador.
5. Ayuda a vuestro sistema inmunitario a luchar contra alergias y enfermedades.
La verdad es que los Beagles no destacamos precisamente por ser los más limpios. Nos pasamos el día revolcándonos por el suelo, nos encanta, intentamos comer todos lo que encontramos por el suelo (ya sea en casa o en la calle), nos encanta meter el hocico en la basura y, lo que a muchas personas puede provocarles cierta sensación de pudor o asco, os ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, especialmente cuando nos acariciáis.

beagles.jpg

¿Y esto cómo puede ser? Pues porque en un mundo donde todo está «sobredesinfectado» gracias a los productos químicos industriales que os permiten limpiar en profundidad todo aquello que necesitáis, os estáis volviendo más vulnerables a contraer alergias o enfermedades por no estar expuestos a estos posibles gérmenes porque, por un lado desinfectan todo pero, por otro lado, no permiten que vuestras defensas se fortalezcan combatiéndolos, y es por eso que vuestras mascotas os ayudan a haceros más resistentes e inmunes a estas bacterias que transportamos continuamente a vuestro hogar y con las que vosotros entráis en contacto cuando nos acariciáis.
Incluso hay estudios que demuestran que los bebés que se crían en casas dónde hay perros, son menos propensos a desarrollar alergias o asma lo largo de su vida por esto mismo, sobre todo si los bebés han estado en contacto con perros o gatos antes de los 6 meses de vida.

acariciar-perros.jpg

6. Forma parte de algunas terapias.

Precisamente todas las razones que os acabo de explicar están relacionadas con este otro beneficio de acariciar a un perro, ya que los perros somos muy utilizados en algunas terapias médicas para rehabilitar a pacientes con, por ejemplo, problemas de autismo, de socialización, u otras enfermedades tanto físicas como psicológicas.
Esta terapia es conocida como zooterapia, y más concretamente como caninoterapia, y consiste en tratar a personas con actividades sensoriales en las que intervienen los perros. A estos animales se les llama perros de terapia y también están incluidos los perros guía de las personas ciegas.
Así que, ya sabéis, acariciad mucho a vuestro perro, ya veréis cómo sois más felices, mejorará vuestra salud, autoestima…y él lo agradecerá también. Es algo beneficioso para ambos.

pienso-para-perros.jpg
Y, como siempre, si os ha gustado este post, podéis compartirlo y seguirnos en las redes sociales.
Besos y lametones,

Deja un comentario

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.